viernes, 7 de noviembre de 2008

guapa


lo sé
podría hacerlo mejor
pero no se me hinchan las ganas
y decido a medias

hace lluvia
y como zanahorias
por hoy no escojo
dolores de cabeza:
que si la gata comió
que si no arreglé la cama
que si no me peiné

este par de jeans me sienta bien
la camisa que el flaco me regaló
me sienta mejor
y yo me siento linda

los sapos bailan flamenco
la malcriada de mi gata baila flamenco
yo no y no importa
¡me siento linda!

6 comentarios:

Cris Cam dijo...

Disgresiones dialectales

Pues, hombre, joder... /en spanish de españa, ni mexicam, ni portoriqueño, ni...)

Le llaman dialectos, variantes o registros (cosa poco clara porque a veces se traslapan)...

En el Rio de la Plata, la palabra "guapo" está contaminada de otra semántica. Tiene como el tango, olor a vino y gusto a muerte.

Los guapos, bien retratados por la primera pluma de Borges (luego detestaría estos retratos), eran para usar una terminología nueva, Gansters, es decir, matones que ejercían la violencia a cambio de dinero o algunos favores. Como los "bandoleros" (palabra mejicana que la tv nos impuso en los 60, pues bandoleros eran los que llevaban las municiones en bandas cruzada sobre el pecho, en cambio los "cowboys" usaban "cartuchera".
El comentario no es tan jocoso como parece, desde hace más de 60 años la dubitativa penetración cultural nos hablaba en dos lenguas simultáneas.
Pero volvamos al guapo, personaje nefasto, que laburaba para algún "puntero" (político de segunda línea, que "apuntaba" los votos que juntaba por medio de la violencia.
Cuando en 1912 el voto se hizo secreto, los "muchachos de antes que no usaban gomina" (tampoco jabón), pasaron a engrosar las filas clandestinas de la represión fascista.

Toda esta cháchara es para justificar el "ruido" que significa para un rioplatense la palabra guapo y por extensión su forma femenina.

Nosotros diríamos "que bonita", "que linda", "que hermosa"; o en todo caso "que fuerte", "es un camión" siendo, en este caso, que no estoy mirandole los ojos precisamente. Lo de "camión" implica que además de fuerte tiene buenas "gomas".

Los porteños en lugar de "flojera" hablamos de "fiaca", de esta forma evitamos culparnos por no tener la fuerza de voluntad necesaria, sino que le asignamos la cosa a un ente "cuasi místico".


Y como dijo uno de nuestros santos padre, Quino: "Sonríe, y todos se preguntarán: "Y a este que mierda le pasa""

Pd: Mafalda, ¿Te parece o no la antecesora de Lisa Simpson?

Orietta Delmar dijo...

también para los caribeños "guapo" es 'osado' 'atrevido'

en mi país no nos acostumbramos a decir que un hombre es lindo/sí un adolescente, pero más usamos el 'guapo'/ ahora, para nosotros, los nica, que una mujer sea linda no quiere decir que esté necesariamente guapa... ya que linda es de cara/...guapa es también traer puesto ropa que le favorece bastante
pero te voy a complacer

¡gracias por too!

La escribiente diurna dijo...

Siempre es un gustazo darme una vuelta por tu blog!
Veo que estás escribiendo asiduamente. Felicitaciones.

Valentín Amaro dijo...

Ori bella!!!

Te felicito por blog. El título no puede ser más sugerente, poeta querida, inconforme, guapa...

El mío es:

www.valentinamaro.blogspot.com

Te espero...

Orietta Delmar dijo...

Verito, hermosa...

también te visito, cuando puedo, sólo que, siendo honesta, me he vuelto un tantillo floja en cuanto a dejar huellas, pero sí es lindo saber de vos siempre

cuidate y gracias

Orietta Delmar dijo...

Senior Amaro...

¡tanto tiempo sin saber de asté! Gracias por la visita y por ahí verá a la Ori husmeando por sus lares.

¡salúos, resalao!