lunes, 26 de julio de 2010

catarsis 5

he vuelto a ver a Nimy
el brasileño que tanto me gusta
y con el que le pegué cuernos
al hijueputa de mi ex

morenito y guapo
como siempre

me dijo que me extraña
y yo que estoy muy bien
mientras lo esquivaba
para no besarle
esos labios gordos

que me he vuelto fiel
tan jodidamente fiel
que hasta la gata se ríe

Poemas no míos

Estoy triste.
Triste es una palabra.
Triste es una palabra y una paloma que vuela.
Su vuelo puede ser grande e infinito,
pero vuelve siempre a algún lugar.
Piadosa oscuridad, pasiva, pulcra,
oscuridad de muerte.
Ciega oscuridad. Oscuridad profunda, profana.
Cerrada oscuridad, ostra de lo oculto.
Oscuridad de noche, de sin luz...
Has venido, y no,
en verdad te has dejado ver.
Risa llorosa y llanto risueño,
penas, lamentos, lo siento: tristeza,
tomo conciencia y algo de vino,
me doy cuenta. Estoy triste.

Juan Verón

II

Yo te amaba frenéticamente y con unción,
eras enigmática, distraída
como la llama de un quinqué.
Los tangos nos envolvían
desde ventanas amarillas, doblaban el recodo
de la Esquina Azul, los grandes mitos
del amor suburbano y del rodar de trenes,
sus sirenas melancólicas,
trenes que partían, nunca arribaban,
como nuestra fascinación, se diluían
viajando por las nubes, te estremecían
quebrándote en semillas de granada.

Tanto fue, que nunca fue.
Una noche casi medianoche
te esfumaste bajo la sombra gredosa de un plátano
y ni pude escuchar tu suspiro de adiós,
que me negaste.

Juan Noel Mazzadi


III

El jazz santifica

compro vino barato
tiro el I Ching
todo lo que dice es demasiado cierto
demasiado malo para ser verdad


afuera hay luna llena
escucho el viento entre los álamos
escucho siempre el mismo disco de Steely Dan

no me cansa
las cosas buenas no cansan
y la realidad es apenas la falta de un buen licor
y de cosas buenas

un montón de esas cosas se terminaron
hace meses ya
pero de a poco nos vamos acostumbrando
y eso se parece a envejecer
lo cual no me preocupa

tengo los antídotos
no cotizan en ninguna moneda
están fuera de los mercados
y la bolsa de valores

no vale la pena enunciarlos aquí
algún hijo de puta les pondría precio

Sergio Rigazio


IV

Podría estar más sola

Podría estar más sola sin mi soledad,
tan habituada estoy a mi destino,
tal vez la otra paz,
podría interrumpir la oscuridad
y llenar el pequeño cuarto,
demasiado exiguo en su medida
para contener el sacramento de él,
no estoy habituada a la esperanza,
podría entrometerse en su dulce ostentación,
violar el lugar ordenado para el sufrimiento,
sería más fácil fallecer con la tierra a la vista,
que conquistar mi azul península,
perecer de deleite.

Emily Dickinson

V

Maldito Lunes

Desde esta soledad iluminada
veo parejas abrazadaspor
amor o por frío,
pero ellas nunca lo sabrán.
Cruzan lobos metálicos aullando
por una birra en el casino,
un solitario me mira desde la otra vereda
pero no se anima a cruzar el río
y preguntarme si no me aburro
en esta isla de cemento.
Una sirena enloquecida anuncia
sangre o hambre rebelada,
una víbora de miedo me recorre
el vientre hasta las piernas,
estos robots insaciables
no me protegen a mí,
solo tragan billetes para el patrón dormido.

Pero aparece Tony en la esquina
se hace el gracioso y caminamo
viendo la cola
y eso me basta para sentirme bien.

Analía Laura Norak

VI

parte de mí quiere decirte adiós
es mi apocalipsis coronado de
una lluvia esmeralda sobre la luna

parte de mi se quedara en cenizas
agonizando en tinieblas con vos
estaremos en el aire
jugando con las hojas de los arboles

parte de mí será burlado por
dos sapos danzando en honor de satanás
que me sonreirán desde una ilustración
de Collin de Plancy
desde el Dictionnaire infernal

no nos veremos nunca mas
no nos encontraremos en ningún lugar
despertare de esta pesadilla de inmortalidad

Lord Cheselin

lunes, 19 de julio de 2010