jueves, 29 de septiembre de 2016

15

Estos fueron mis 15. Mi tía me preguntó ese mismo sábado si quería hacer algo, y me dio dinero para comprarme un vestido. No usaba vestidos en ese entonces y el rosa nunca me llamó la atención. Se invitaron a los vecinos de la misma casa, mis 2 mejores amigas y a primos. El pastel lo hizo la mamá de mi hermana, con quien no mantuve contacto. Ah, nada típico de un quinceañero, pero se nota que estaba feliz.