miércoles, 10 de febrero de 2010

Peky











A mi flaco le regalaron una chihuahua (mezclada con nosequecarajo) y parece más mía que suya. Nos trae babeando (yo que babeo por casi too). Por mis lolas que antes se me hacía tonto llorar por un perro o ridículo el vestirlo. Ahora, cada vez que voy a una tienda, busco el departamento de mascotas y si veo algo lindo pa'mi Peky, no dudo en comprarlo. Je.
¿A poco no es chulería?


















No hay comentarios: